Carne guisada con nata

La carne guisada con nata es un delicioso plato para el invierno. Es de esos platos que mejora con la edad, así que lo ideal es hacerlo de un día para otro, ya que la carne se empapará de la salsa y le aportará mucho más sabor, amén de enternecerla.

La salsa queda cremosa y al paladar es muy agradable, perfecta para los días de frío.

Es verdad que es un plato bastante calórico, pero al llevar nata se toma en pequeñas cantidades por lo que no debe preocuparos.

Es imprescindible comprar carne para guisar, ya que el corte le da un toque muy especial.

Carne guisada con nata Ingredientes de la Carne guisada con nata

Ingredientes de la carne guisada con nata:

  •  2 cebollas grandes
  • 400 g de carne de vacuno en tacos
  • 200 ml de nata líquida
  • 30 ml de vino dulce o fino
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón dulce

Preparación de la carne guisada con nata:

Para comenzar rociamos la sartén con abundante aceite de oliva para pochar las cebollas.

wpid-img_20141012_111604.jpg

A continuación picamos la cebolla en daditos lo más fino que podamos ya que de esta manera se deshará y se integrará en la salsa.

wpid-img_20141012_111816.jpg

Rehogamos la cebolla hasta que poche por completo.

wpid-img_20141012_112042.jpg

Si tapamos la cacerola se pochará la cebolla en menos tiempo.

wpid-img_20141012_112157.jpg

Queremos que la cebolla adquiera un tono dorado.

wpid-img_20141012_115341.jpg

En cuanto se dore la retiraremos de la cacerola a un plato y la reservaremos.

wpid-img_20141012_115440.jpg

En la misma cacerola donde hemos pochado la cebolla rehogaremos la carne.

wpid-img_20141012_115539.jpg

Hasta que pierda el color a crudo por todos los lados. Lo mejor es realizar este paso con el fuego fuerte para que se sellen los trozos de carne y los jugos se queden en su interior.

wpid-img_20141012_115800.jpg

Cuando la carne pierda el color a crudo añadimos la cebolla que hemos pochado y mezclamos bien.

wpid-img_20141012_115919.jpg

Añadimos el vino y lo llevamos a ebullición para que pierda el alcohol.

wpid-img_20141012_120013.jpg

Vertemos agua o caldo de carne hasta cubrir tres cuartas partes de la carne y dejamos cocinar a fuego lento.

wpid-img_20141012_125023.jpg

Cuando el líquido haya reducido a la mitad espolvoreamos con pimentón al gusto.

wpid-img_20141012_132037.jpg

Y vertemos la nata. Es importante añadir la nata cuando el líquido haya reducido porque sino tardaremos una eternidad en reducir la salsa.

wpid-img_20141012_133534.jpg

Mezclamos bien y mantenemos a fuego medio hasta que la nata esté cocinada por completo.

wpid-img_20141012_135130.jpg

En este momento ya podríamos comérnoslo, pero es mejor taparlo y dejarlo a fuego lento durante un rato más, unos 20 minutos. De esa manera la carne quedará mucho más tierna y la salsa más ligada. Por supuesto podéis retirar la salsa y triturarla con una batidora, pero tal y como queda está deliciosa.

Y aquí os dejo una foto de mi carne guisada con nata, espero que os haya gustado y que la hagáis en casa.

Carne guisada con nata

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


2 Comments on this post

  1. Esta carne suele estar mejor de un día para otro, aunque necesita entonces algo más de líquido porque sino se reseca.

    FGGA / Responder
  2. La hice conforme la recta quedó deliciosa 😀👏

    Camila / Responder

Deja un comentario