Panna cotta al queso curado con membrillo

La panna cotta, o nata cocida en italiano es un postre típico de la bella Italia.
Consiste en un flan de nata, una especie de cuajada con un toque avainillado que se adereza habitualmente con fresas o mermelada de fresa.
Pero me apetecía darle un toque diferente.
En este caso le he echado queso curado en lugar de azúcar, para darle un sabor especial y lo he aderezado con dulce de membrillo.

 

Ingredientes de la panna cotta al queso curado:

Panna cotta al queso con membrillo wpid-img_20140929_183616.jpg

  • 400 ml de nata para montar (35% materia grasa)
  • 50 ml de agua fría
  • 1 sobre de gelatina neutra ( o 6 gramos de cola de pez)
  • 100g de queso curado
  • 100g de Dulce de membrillo

Preparación de la panna cotta al queso curado:

Ponemos a calentar un poco de agua con el dulce de membrillo. No queremos que hierva, sino que coja temperatura poco a poco para que el dulce de membrillo se aligere un poco.

image

Cuando el agua se caliente, remover poco a poco hasta conseguir una crema de dulce de membrillo.

image

En un cuenco echamos agua muy fría y la gelatina, y dejamos que se hidrate.

image

Removemos bien para evitar que se formen grumos.

image

Ponemos la nata a calentar, a fuego medio, ya que no queremos que se queme, ni que hierva fuerte.

image

Rallamos el queso curado sobre la nata, para que se vaya derritiendo conforme caiga.

image

Añadiremos más o menos queso según lo intenso que queramos el sabor de la panna cotta al queso curado.

image

Removemos bien hasta que el queso se disuelva por completo.

image

A estas alturas la gelatina ya habrá empezado a cuajar.

image

Añadiremos la gelatina con la mezcla de nata y queso y removeremos hasta que quede disuelta.

image

Para asegurarnos de que no quedan grumos lo colaremos.

image

De esa manera conseguiremos una panna cotta al queso curado muy lisa y suave.

image

Engrasamos un molde o un vaso para la panna cotta al queso curado.

image

Ponemos la crema de membrillo en el fondo molde.

image

Rellenamos el molde con la mezcla de nata y queso y metemos los moldes en el frigorífico durante al menos 2 ó 3 horas.

image

Una vez la panna cotta al queso curado se enfríe cuajará por completo y podremos decorarla con unos daditos de membrillo.

image

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


Deja un comentario