Cebolla caramelizada o confitada

La cebolla caramelizada es un acompañante de lujo. Endulza todo tipo de platos, dándoles un contraste delicioso. Es ideal con sabores salados intensos, como son el queso de cabra, el queso de oveja curado o el foie. Además es perfecta para ensaladas o para acompañar platos como una hamburguesa o incluso una tortilla de patatas.

Lo ideal es prerara una gran cantidad ya que se conserva perfectamente en el frigorífico durante semanas porque el azúcar es un conservante natural.

La manera tradicional de hacerlo es dejando la cebolla pochar durante 4 o 5 horas para que ella sola saque todo el azúcar que lleva dentro y caramelice, pero aquí os contaré una técnica mucho más rápida y sencilla.

 

Si te gustan mis videos no dudes en visitar mi canal de youtube

 

Ingredientes de la cebolla caramelizada:

Cebolla confitada Ingredientes de la cebolla caramelizada

  • Aceite de oliva
  • Cebollas
  • Azúcar moreno
  • Vinagre de módena o balsámico

 

Preparación de la cebolla caramelizada:

Para comenzar pelaremos las cebollas.

Pelamos las cebollas

Posteriormente las cortaremos en juliana. No es necesario que las piquemos demasiado finas porque correremos el riesgo de que se deshagan.

 

Cortamos las cebollas en juliana

Una vez tenemos las cebollas picadas, ponemos una sartén a calentar y cubrimos el fondo de aceite de oliva.

 

Calentamos el aceite

Cuando el aceite esté caliente añadimos la cebolla, que al tener una gran cantidad de agua reducirá mucho su volumen al pochar.

Echamos la cebolla

 

Bajaremos el fuego porque no queremos que la cebolla se dore, sino que se vaya cocinando muy poco a poco. Lo ideal es cocinarla por completo a fuego lento.

 

Cuando esté traslucida la cebolla

 

Removemos cada cinco minutos hasta que esté translúcida. En ese momento agregamos el azúcar moreno. Para cada cebolla caramelizada necesitaremos entre una cucharada y una cucharada y media de azúcar moreno, según el nivel de dulzor que deseemos.

 

Añadimos el azúcar moreno

Cocinaremos a fuego lento unos 10 minutos más hasta que el azúcar se disuelva por completo y añadimos el vinagre de módena para que la cebolla caramelizada no quede demasiado dulce y empalagosa, ya que el vinagre balsámico corrige el dulzor.

Cocinamos hasta que el azúcar se disuelva

¡Y listo! Dejamos que reduzca el líquido hasta que la cebolla adquiere la textura que queramos. Si la cebolla está terminada pero sigue habiendo líquido tendremos que colarla.

Aquí os dejo una foto de la cebolla caramelizada más deliciosa del mundo!

 

Cebolla caramelizada

 

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


2 Comments on this post

  1. Está rica, aunque para mi gusto ha de emplearse con ingredientes con fuerza, como pimiento o queso bien curado.

    F.G. / Responder
  2. Hola! hicimos esta receta para acompañar a un solomillo en una de las comidas de navidades y quedó muy rica. No le pudimos poner vinagre de módena, así que dejamos a la cebolla más rato cociendo y quedó muy rica 🙂
    ¡gracias por la receta!

    solotresmeses / Responder

Deja un comentario