Corteza del pan más dorada

Pan secando en la rejilla

Pan secando en la rejilla

Cada día es más habitual hacer pan en casa, es fácil, barato y puede ser delicioso si decidimos innovar y ser creativos a la hora de combinar los ingredientes. Pero un detalle crucial para que el pan esté bueno es la corteza.

Antiguamente, en los hornos de los maestros obradores, se lanzaba un vaso de agua al horno de leña para aportar humedad.

Hoy en día lo mejor es poner unos cubitos de hielo en la bandeja del horno, de forma que se vayan derritiendo paulatinamente y vayan aportando la humedad de forma constante.

En caso de añadir algún elemento externo al pan, como por ejemplo semillas, pipas etc. la mejor manera es mojar el pan con leche y rociarlo con las semillas para que se queden pegadas y la leche produzca un efecto más dorado.

Si por ejemplo queremos hacer un pan dulce, o un brioche, lo mejor es “pintarlo” con una yema de huevo, como haríamos con un hojaldre, y espolvorear con azúcar, por ejemplo.

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


3 Comments on this post

  1. […] « Corteza del pan más dorada […]

  2. Parece muy simple, pero, ¿no quedara muy humedo el pan?

    flanagan / Responder

Deja un comentario