Salmorejo cordobés

El salmorejo cordobés es un plato excepcional de la gastronomía española y andaluza. Hermano del gazpacho, se trata de una crema fría de tomate que se adereza con ajo, aceite y vinagre y se toma con jamón serrano y huevo cocido.

Para todos aquellos que coméis en la oficina, es muy bueno porque se puede transportar fácilmente.

No solo es un primer plato perfecto para el verano, también se puede utilizar como salsa de aderezo de unas deliciosas berenjenas fritas o de un pescado rebozado.

Se mantiene perfectamente un par de días en la nevera y es genial para mojar pan y disfrutar de ese gran deporte nacional que es el rebañar.

Sin más dilación vamos a ver la receta.

Salmorejo cordobés Ingredientes del salmorejo cordobés

Ingredientes del salmorejo cordobés:

  • Tomates (1 Kg)
  • 1/2 barra de pan
  • Aceite de oliva
  • Chorrito de vinagre (opcional)
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Jamón serrano
  • 2 Huevos

Preparación del salmorejo cordobés:

Para comenzar realizaremos unos cortes en los tomates para poder pelarlos mejor.

Lavamos los tomates salmorejo cordobés

Pelamos los tomates para evitar encontrarnos trozos de piel. Si quieres aprender a pelar tomates de una forma fácil y rápida pincha aquí.

Tomates pelados para el salmorejo cordobés

Cortamos los tomates en gajos y separamos la pulpa de las pepitas. Las pepitas tienen un gran contenido de agua por lo que debemos quitarlas. Eso sí, no debemos tirar esas pepitas ya que nos servirán para otras recetas.

Separar la pulpa de las semillas para el salmorejo cordobés

Vertemos la pulpa de los tomates, pelada y sin pepitas en la batidora y añadimos un gran chorro de aceite.

Trituramos los tomates con aceite de oliva

Batimos hasta que se triture bien la pulpa y emulsione con el aceite. Probamos para calcular la cantidad de aceite que debemos añadir.

Trituramos hasta que el aceite y el tomate emulsionen

Una vez conseguimos que haya emulsionado añadimos el pan en trozos. Lo mejor es utilizar pan duro del día anterior pero también podemos usar pan del día.

Añadimos el pan al salmorejo cordobés

Cuando conseguimos la textura deseada añadimos el ajo picado, sal al gusto y el aceite y vinagre que consideremos oportuno.

Añadir ajo, sal y aceite al salmorejo cordobés

Una vez terminado probamos hasta alcanzar el punto de sal deseado.

Batir hasta que quede cremoso

Cocemos los huevos y los dejamos en agua fría para poder pelarlos mejor.

Cocer huevos para aderezar el salmorejo cordobés

Una vez cocidos los huevos los picamos y los echamos por encima junto a los taquitos de jamón serrano.

Este plato puede ser vegetariano si suprimimos el jamón y vegano si quitamos también el huevo.

Salmorejo cordobés

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


1 Comments on this post

  1. A Maribel le gusta más ligero, menos espeso, más líquido. Cada uno tiene sus gustos. Pero está muy bueno.

    A.R. Güelles / Responder

Deja un comentario