Crema de zanahoria

La crema de zanahoria es un plato muy sano, perfecto todo el año ya que se puede tomar tanto frío como caliente. Además es apta para vegetarianos y veganos.

Esta crema es muy recomendable para todas aquellas familias con niños que no comen verdura, ya que es muy sana, tiene muchas vitaminas y no sabe a verdura. Por supuesto se le puede añadir una patata para hacerla más consistente o un poco de nata para hacerla más cremosa pero la receta original está buenísima y no necesita cambiar nada.

Tiene un color naranja espectacular y puede ser un plato muy vistoso para una cena con amigos, servido en pequños vasos y aderezada con vinagre de módena o con lascas de queso curado. Su textura cremos y su color exuberante hacen de la crema de zanahoria un plato muy elocuente y con muchos emplatados espectaculares.

Ingredientes de la crema de zanahoria:

Crema de zanahoria Ingredientes de la crema de zanahoria

  • 700g de zanahorias
  • 1 cebolla grande
  • 1/2 litro de caldo 

Preparación de la crema de zanahoria:

Picamos la cebolla para que se cocine más rápido.

wpid-img_20140317_122328.jpg

Rehogamos un poco la cebolla, sin que se dore, para que se poche un poco y aporte más sabor a la crema de zanahoria.

wpid-img_20140317_122450.jpg

Cortamos las zanahorias en trozos más o menos del mismo tamaño. Queremos que se cocinen todas por igual.

wpid-img_20140317_122731.jpg

Incluimos las zanahorias a la olla y las rehogamos junto con la cebolla.

wpid-img_20140317_122754.jpg

Añadimos agua o caldo hasta que cubra las zanahorias por completo. Luego no tenemos porqué usar todo el líquido, así que no os preocupéis si echais de más.

wpid-img_20140317_123049.jpg

En mi caso lo hago en una olla exprés, ya que son mucho más rápidas y así ahorro tiempo y dinero, ya que gasto menos energía. En la olla deberán estar 12 minutos a fuego lento una vez que ha soltado el vapor.

Si lo cocinais en una olla convencional, tendréis que cocinarlo hasta que las zanahorias estén totalmente cocinadas.

wpid-img_20140317_123204.jpg

Como véis, la cocción reduce el líquido drásticamente. Las zanahorias y la cebolla ya están totalmente suaves y listas para triturar.

wpid-img_20140317_125640.jpg

Ponemos las zanahorias y la cebolla en un vaso de batidora y lo trituramos todo. La razón por la que no la trituro directamente en la olla es porque quiero controlar la textura de la crema de zanahoria, y si lo hago directamente en la olla me arriesgo a que tenga demasiado líquido y que quede una crema de zanahoria aguada. Es mejor añadir el agua o caldo de cocción poco a poco hasta conseguir la consistencia deseada. Si os sobra caldo, no lo tiréis, guardadlo en la nevera o congelador y usadlo para vuestro siguiente guiso.

wpid-img_20140317_125813.jpg

Una vez triturado lo servimos en un plato y podremos disfrutar de este delicioso y vistoso plato, con un colorido espectacular y grandes cantidades de vitaminas. Perfecto para los niños pequeños a los que no les gusta mucho la verdura, ya que tiene un color y un olor muy diferente a los purés de verduras.

wpid-img_20140317_142748.jpg

[sc:nombre_del_post_standar ] [sc:imagenes_standar ] [sc:fin ]

Disfruta compartiendo


1 Comments on this post

  1. he comido hoy. Una vez en el plato la he aliñado con un vinagre de frambuesa. Riquísima.

    F.G. Galles / Responder

Deja un comentario